miércoles, 11 de febrero de 2015

Selección de poemas de Reynaldo Arenas





Reseña




Reinaldo Arenas es un autor que centra sus obras literarias principalmente en dos cosas, en primer lugar en su vida, contando siempre a través de sus escritos distintas etapas de su vida, y en segundo lugar de la situación social cubana, tomando una postura fuertemente opositora al régimen castrista. Su homosexualidad, su estado de disidente (como opositor a Castro) fueron pesos con los que siempre tuvo que luchar, siendo perseguido e incluso torturado por éstos, por lo que su obra, está también plagada de sufrimiento y de crítica al sistema.
Un punto interesante de recalcar de este autor, es que a pesar de tener temas recurrentes en sus escritos, demuestra su calidad a través de diversos géneros, pasando por la novela, el ensayo, la poesía e incluso el teatro, en los que además viaja por distintos estilos, escribiendo literatura fantástica, monologo del interior, aventuras, etc., lo que además mantiene al lector siempre atento y fuera del letargo.

Es interesante e inquietante dentro de su obra que oscila dentro de la realidad y la ficción, ya que constantemente narra pasajes de su vida, o hechos reales que ocurrieron en Cuba, pero con personajes inventados, con acontecimientos inventados, e incluso con toques fantásticos. Entregando desde otra perspectiva hechos de la vida real, sin perder la magia de la literatura.
Su obra también cobra importancia al tener un carácter testimonial, al resaltar la situación cubana bajo el mando de Fidel castro, mostrando bajo su perspectiva y vivencias la situación de su país natal haciendo una especie de denuncia social, utilizando sus escritos como herramienta de lucha imbatible, con lo único que no lo podían quitar, sus ideas (ya que sus escritos muchas veces fueron confiscados y quemados).-

Reinaldo Arenas, siempre luchó por la libertad, en todo sentido, y fue activo además de en su vasta obra literaria, en su vida, siempre moviéndose por sus ideales y sin callarse a pesar de tener todo en contra. No tuvo descanso ni cuando estuvo exiliado en nueva York donde viajó por el mundo contando la historia de Cuba, y siempre instó a los ciudadanos a luchar por su país.
Reinaldo Arenas logra mostrar lo crudo de las situaciones cubanas, quita el velo a hechos que el medio trata de suavizar o el mismo régimen castrista trata de esconder, y que con agudeza y sin tapujo nos revela fuertes realidades en sus escritos.



Obras

Novelas
1969: Celestino antes del alba.
1969: El mundo alucinante.
1980: El palacio de las blanquísimas mofetas
1980: La vieja Rosa.
1982: Otra vez el mar.
1984: Arturo, la estrella más brillante.
1987: La loma del ángel.
1988: El asalto.
1989: El portero.
1990: Viaje a La Habana.
1999: "El color del verano" o "Nuevo 'Jardín de las Delicias'"
Narrativa breve
1972: Con los ojos cerrados.
1981: Termina el desfile.
Antologías poéticas
1981: El central.
1989: Voluntad de vivir manifestándose.
Ensayo
1986: Necesidad de libertad.
Teatro
1986: cinco obras de teatro bajo el título Persecución
Novela autobiográfica
1992: Antes que anochezca.
Ediciones posteriores a la muerte de Reinaldo Arenas
2001: Inferno, poesía completa con prólogo de Juan Abreu.
________________________________________________________________________


Voluntad de vivir manifestándose

Ahora me comen
Ahora siento cómo suben y me tiran las uñas.
Oigo roer llegarme hasta los testículos.
Tierra, me echan tierra.
Bailan, bailan sobre este montón de tierra
y piedra que me cubre.
Me aplastan y vituperan
Repitiendo no sé qué aberrante resolución que me atañe.
Me han sepultado.
Han danzado sobre mí.
Han aprisionado bien el suelo.
Se han ido, se han ido dejándome bien muerto y enterrado.
Éste es mi momento.
____________________________________________________________

Autoepitafio


Mal poeta enamorado de la luna,
no tuvo más fortuna que el espanto;
y fue suficiente pues como no era un santo
sabía que la vida es riesgo o abstinencia,
que toda gran ambición es gran demencia
y que el más sordido horror tiene su encanto.
Vivió para vivir que es ver la muerte
como algo cotidiano a la que apostamos
un cuerpo espléndido o toda nuestra suerte.
Supo que lo mejor es aquello que dejamos
-precisamente porque nos marchamos-.
Todo lo cotidiano resulta aborrecible,
sólo hay un lugar para vivir, el imposible.
Conoció la prisión, el ostracismo,
el exilio, las múltiples ofensas
típicas de la vileza humana;
pero siempre lo escoltí cierto estoicismo
que le ayudó a caminar por cuerdas tensas
o a disfrutar del esplendor de la mañana.
Y cuando ya se bamboleaba surgía una ventana
por la cual se lanzaba al infinito.
No quiso ceremonia, discurso, duelo o grito,
ni un túmulo de arena donde reposase el esqueleto
(ni después de muerto quiso vivir quieto).
Ordenó que sus cenizas fueran lanzadas al mar
donde habrán de fluir constantemente.
No ha perdido la costumbre de soñar:
espera que en sus aguas se zambulla algún adolescente.
______________________________________________________________

Nota Suicida

"Queridos amigos: Debido al estado precario de mi salud y a la terrible depresión sentimental que siento al no poder seguir escribiendo y luchando por la libertad de Cuba, pongo fin a mi vida. En los últimos años, aunque me sentía muy enfermo, he podido terminar mi obra literaria, en la cual he trabajado por casi treinta años. Les dejo pues como legado todos mis terrores, pero también la esperanza de que Cuba pronto será libre. Me siento satisfecho con haber podido contribuir aunque modestamente al triunfo de esta libertad. Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando. Ninguna de las personas que me rodean están comprometidas en esta decisión. Sólo hay un responsable: Fidel Castro. Los sufrimientos del exilio, las penas del destierro, la soledad y las enfermedades que haya podido contraer en el destierro seguramente no las hubiera sufrido de haber vivido libre en mi país. Al pueblo cubano tanto en el exilio como en la Isla los exhorto a que sigan luchando por la libertad. Mi mensaje no es un mensaje de derrota, sino de lucha y esperanza. Cuba sera libre. Yo ya lo soy."



Sonetos desde el infierno

Todo lo que pudo ser, aunque haya sido,
jamás ha sido como fue soñado.
El dios de la miseria se ha encargado
de darle a la realidad otro sentido.
Otro sentido, nunca presentido,
cubre hasta el deseo realizado;
de modo que el placer aun disfrutado
jamás podrá igualar al inventado.
Cuando tu sueño se haya realizado
(difícil, muy difícil cometido)
no habrá la sensación de haber triunfado,
más bien queda en el cerebro fatigado
la oscura intuición de haber vivido
bajo perenne estafa sometido.

No hay comentarios: