viernes, 25 de mayo de 2018

Diario


25 de mayo de 2018


Presiento que ya nada pasa entre los dos. Los silencios aterran.
Las palabras salen tartamudas o quebradizas 
La lluvia de estos días me trae tu recuerdo.
Digo una vez tu nombre
digo pájaro
digo viento,
digo esta desnudez ya no es tuya.
Tuyos mis silencios
tuyos mis llantos
tuyos mis ausencias.
© Karen Valladares.
Tomado del poemario 
( Diario inédito - aproximaciones del olvido)

domingo, 20 de mayo de 2018

Diario.


21 de mayo de 2018
Días de lluvia. Mucha lluvia,
la noche suele ser larga. Pienso en vos.
En tus ojos fríos, en la posibilidad de volver a tenerte cerca.
En sentir tus besos recorriendome completa sin ninguna explicación. Pensar en que nada debería de importar
ni estos aguaceros que asustan que te hacen temblar muchas veces.
Debería decir todo de otra forma, decir que no soy exacta ni precisa que tiemblo cada vez que digo tu nombre .
©KarenMayela Valladares

domingo, 6 de mayo de 2018

Lectura de poesia pasa el hombre. Vídeo.

Poema Pasa el hombre
les comparto un breve poema. Del libro inédito . Decir tu nombre.

martes, 1 de mayo de 2018

Diario

Diario
5to día de vértigo
1 de mayo del 2018


En la madrugada me despertó el mareo y las nauseas.
había un frío muy fuerte que me recorría completa.
No podía abrir los ojos.
Estos días de vértigo he sentido un enjambre de insectos en mi oído .
Aun tengo el sabor ácido de los medicamentos de ayer
aun deseo seguir en cama.
Hablo un par de minutos con el y jura extrañarme tanto como yo. Pero esta vez no tengo fuerzas ni para hablar y decirle que extraño su boca pequeña.
Se cierran los ojos de forma automática y vuelvo al sueño profundo a recordar que cada 8 horas debo medicarme.
Los nombres de los medicamentos me suenan interesantes.
paracetamol, glisulin 750,ciprofloxacina. Evitar el ruido fuerte y el viento. Pero en ese momento nada importaba.
Las fiebres van y vienen. Comienzan a darme pánico.
® Karen Valladares


martes, 13 de marzo de 2018

Desnudez

"Dánzame. Es un día de curvas que se prolongan'
Concha Garcia

A  Esau Velasquez

Hay una desnudez que nos espera 
y no precisamente en la oscuridad o en las horas donde el calendario hay que cumplirlo al pie de la letra,
Hay un ritual que debemos cumplir antes de la caricia y el gemido, donde tu nombre crecia como la lluvia en invierno cada vez que me sumerjo profundamente en ti.

Voy viendote sin ninguna prisa y saboreo la blancura de tu piel sin miedo. Reconozco tus suspiros y hago de ellos una partitura al viento.

Olvidemos el rezo de cada noche, mientras nuestra desnudez explota en un solo orgasmo.

K.V.


lunes, 12 de marzo de 2018

Diario





Lunes 12 de marzo del 2018

El miedo era un planeta extraño.
Odette Alonso

......................................................................................................



Dame el tiempo necesario para el olvido.
Para desdibujar tu nombre de mi boca.
Para volver el sueño
a la luz como túnel. 
A cerrar la herida
a no llorar
a no escribir nada, absolutamente nada.
Tengo en mi, el cansancio, 
el insomnio marchito
la luz tenue de tus ojos negros.
Nada me pertenece de ti y duele. 

miércoles, 28 de febrero de 2018

Diario

Diario 28 de febrero del 2018.
11>40pm


Hay algo que quisiera decirte. Querido.
Hace frío , tengo un nudo en la garganta desde hace días.
tiemblo, lloro, no puedo escribir ni una palabra. Colapso.
Veo tu foto, recuerdo tu cuerpo desnudo sobre mi cuerpo desnudo y se cuanto te quiero. Pero no importa, nada importa ya . Quisiera decirte que amo tus ojos negros, alargados como si fueran una página oscura sin escribirse.
Hay algo que quisiera decirte. Querido. He intentado llamarte,
pero el miedo hace que me detenga. Quisiera gritarte con toda la locura del mundo. Pero ya no importa. Nada importa.
Fuistes demasiado fugaz, y solo nos hemos ofrecido el olvido.
Soy el naufragio de nadie por ahora. Pero no importa , querido nada importa ya. Hay algo que quisiera decirte,
pero se me ha ido la voz, se me ha empalidecido.
Te quiero, pero ya no importa, porque no somos nada
mas que el silbido lejano del viento.
@K.V.

martes, 19 de diciembre de 2017

DIARIO

Diario
12 de diciembre del 2017



Soy una casa deshabitada
una palabra tartamuda
una caricia que espera
una isla
un barco que naufraga en alta mar
Paraguas sin aguaceros
Canto a Piaff, a Buicka a Serrat y grito mi corazón desnudo como si fuera un jazz o un tango .¿que alguien me salve, por favor! Voy muriendo y me tiembla la voz y la mano y todo el cuerpo... Cómo olvido el sabor de tus ojos y la pequeñez de tu boca.
Nada podré olvidar al menos en estos días de lluvia y frío donde nos prometíamos estar juntos.
Donde me decía: imagine que ahí estoy junto a usted y que soy su almohada... pero el recuerdo no me salva por ahora .
Debo dejarte ir y volverme al olvido y al silencio como mis únicas batallas.
Todo de mí te pertenece.
Estoy vacía.
©K.V

viernes, 17 de noviembre de 2017

Diario

17 de noviembre del año 2017
10: 00am

Tengo en mi las horas quebradizas del insomnio.
Un tartamudeo de palabras
El ruido de un piano que jamás volví a tocar.

Tengo en mi el sabor de tu boca recorriendome entera, sin prisa.
Descubriendo la discografía de orgasmos que provocas.
Todo esto quisiera dártelo en una caricia
Tengo en mi el temblor de la espera
el tiempo yendo y viniendo.
Y cuando venís soy la gaviota que se adueña de su mar.


© Karen Valladares

martes, 31 de octubre de 2017

Hay que volver

"Las voces se elevan queriendo matizar las aspiraciones de soledad a que obligan
los espacios"
A.Pizarnik.

Hay que volver a veces al silencio. 
A la oscura hora que pertenece al insomnio
A la palabra quebrada que sale de mis ojos y de mis manos. 
A la duda que martilla sobre la pregunta
Al espantapajaros que es tu recuerdo.
Hay que volver a la palidez de la voz que no nos pertenece.
A la silueta en la pared que se desborda.
Al viento frío que empaña la ventana.
A una espalda desnuda esperando una caricia precisa.
Hay que volver al naufragio de intentos abandonados
A las ganas de decir algo, cualquier cosa que nos taladre el corazón.
A la página arrugada
A las ganas de no pensarlo y repetir su nombre mil veces.
Fallece el insomnio,
Manecillas adormecidas son mis lágrimas,
nada tengo que decir.
Hay que volver a veces al silencio.
Al vacío,
a la nada,
a las horas cansadas de la espera.
La luz que raspa la pupila
Dibujo desteñido.
Aguacero por venir.
Hay que volver al hundimiento de la palabra que duele
que rasguña el más profundo dolor
la soledad más áspera, la más terrible necesidad de gritarlo todo, pero con miedo.
Sospecho que nada de esto dolerá.
©Karen M Valladares
Derechos reservados.