domingo, 24 de abril de 2016

Nada somos ahora

Amarle solamente con la carne y el instinto
sin llevarme su nombre en las horas intermedias
Consuelo Tomas.
A: Victor


Llegamos tarde a la entrega del último abrazo.
A la entrega del último beso prometido.
Nada somos ahora

Ni el recuerdo creciendo como la hierba.

@Karen Valladares, tomado del libro: Decir tu nombre.

viernes, 1 de abril de 2016

Desnudez


Lo que tengo, o tendré,
pertenece a la certeza del olvido,
Rigoberto Paredes


Pronuncio esta desnudez y me tiemblan las manos.
Y nada tengo ni la sombra, ni el suspiro ni el aliento.
Sólo el vacío y la lentitud de una caricia.
Palabras rotas, desgastadas y vos   como Ulises volviendo cada vez que quiere
Largandose de la misma manera.  Nada de esto es cierto.

Esta desnudez tiene un nombre, mis manos allá abajo tienen un nombre.
Mis pezones, mi clítoris, el sudor de mi cuerpo, los gemidos. Todo tiene un nombre.
Mi desnudez, espera silenciosa

Debo pronunciar otras cosas pero me tiemblan tristemente las manos.

@Karen Valladares
Tomado del poemario: Decir tu nombre.

martes, 29 de marzo de 2016

Y a qué sabe tu nombre cuando lo digo con tristeza.

A: J. R. A.
"Por la distancia de ahora"

Imagen: Francisco Badilla

Y  a qué sabe tu nombre cuando lo pronuncio con tristeza.
Cuando mientras lo digo se me revuelve el estomago
Y se me va descuajando la piel por falta de tus manos en ella.
Soy la candela derretida .
El balbuceo de decir cualquier palabra menos tu nombre
La voz quebrantada cuando no te pronuncio.
Y cómo sabe tu nombre cuando lo pronuncio con enojo
Con tanta soledad en medio de tanta gente
No sé detener la rabia ni el llanto
No sé cómo se dice cuerpo desnudo cuando no estas.
Soy el reflejo de la nada en la nada.
Soy el telegrama que nadie abre.
El bullicio de los pájaros en plena madrugada.
Nada de esto te importa ahora.
Soy la hoja que cae del árbol.
El desierto detrás de mis parpados. Cuando no te veo.
Y cómo sabe tu nombre cuando lo pronuncio con tristeza. Decime para entender mi pecado.

 @Karen Valladares

lunes, 21 de marzo de 2016

Hora oscura

Y me quedé allí,
Pensando el frío.
Rafael Banegas
Y a mi me escarba la ansiedad, me escarba hondo ahí en lo blando...
Silvio Rodríguez



Debo partir
lanzarme a cualquier precipicio,
fingir nuevamente que todo está bien,
pero no es cierto, 
nada está bien cuando tengo el corazón en completo abandono.
Debo creer que decir tu nombre es una enfermedad,
debo creer que pensar en ti, es hacer que se revienten las arterias de cualquier parte del cuerpo.

Debo partir, alejarme en silencio, irme devorando el rastro.
Irme descosturando tu nombre, el silencio profundo de tus ojos
El abismo que hay ahora entre vos y yo.
Deshojo la idea de volver a tu lado
De quedarme inmóvil pensando en el frío que congela mi cuerpo.
Pensaré en que el abandono es el mejor remedio para olvidar.
pero duele la idea de no saber que perteneces al eco carrasposo de mi silencio.
Saber que debo partir a la hora oscura, donde quedito digo tu nombre.

Sin que nadie lo sepa.

 ©Karen Valladares
Tomado del poemario. Decir tu nombre

jueves, 3 de marzo de 2016

Sólo sé lo esponjoso de tu boca

Hoy no sé cómo me llamo.
Desconozco infinitamente la suavidad de tu piel
Sólo sé lo esponjoso de tu boca.
Y con eso me bastó para conocer la plenitud.

@Karen Valladares
Poemas sueltos

jueves, 25 de febrero de 2016

Palpar


 Palpar la desnudez fría.
Palpar la desnudez ausente.
Palpar el carraspero de la soledad.
Naufragar en una cama vacía.
Pensar en la sangre,
en el cráneo abierto
en el hueso roto
en el olvido
en el olvido
en el olvido
Palpar entonces, el olvido.
No decir nada, cerrar la boca
gritar en silencio,
palpar entonces el silencio
mientras revienta la desnudez
y siente tus besos justo ahí donde más te extraño.
Nada me pertenece entonces.
Palpar el silencio, la soledad y la desnudez cuando no estas

es absurdo. 
©Karen Valladares
Tomado del poemario: Sin vos la desnudez no importa


lunes, 22 de febrero de 2016

Quisiera besarlo

Quisiera verlo, darle una bofetada, pero de esas bofetadas que le duela toda la vida, tomarle el rostro con ambas manos, besarlo, besarlo como si fuese el fin del mundo y luego dejarlo que me acaricie toda mientras me besa, mientras me quita el aliento, mientras se agita mi corazón y mi cuerpo se convierte en un tropel de caballos, pensar en detenerme y darle otra bofetada con toda la furia contenida, con todos los celos guardados, con cualquier excusa, volver a besarlo, morder sus labios, besar su nariz, sus grandes ojos negros, verme en ellos hasta que el reconozca mi mirada , darle otra bofetada y decirle, no te angusties nada de esto es cierto; despierta.
@Karen Valladares
Poema tomado del poemario; sin vos la desnudez no importa

miércoles, 20 de enero de 2016

Poema para un beso que debo olvidar.


"'En el dolor hay flores que caminan con pianos y con tigres"
Ramoón M. Ocaranza.

Y cómo se olvida la redondez de tu boca 
ese sabor áspero que me impregnó hasta en lo más último de mis entrañas.
Pero fue algo que ya pasó.
Y pasó en la oscuridad fría de un vehículo
pero eso no importa.
Tampoco importa recordar tu mano sobre mi mano
y mi temblor por tanto nervio,
seguro ni lo notaste.
Eso tampoco te importa.
Cómo olvido tu boca besando mi boca
con toda la locura del mundo.
Cómo olvido esa noche fugaz
o relámpago?
y recuerdo también tus ojos,
tan profundos
tan sencillos
quizá decir que eran como una rara sonata mayor para piano y violín de esas de las más románticas.
 
Esa noche despedacé la palabra, la noche misma.
Y sé qué tampoco te importa.

@Karen Valladares

sábado, 16 de enero de 2016


La casa tiene una herida.
Afuera apenas el bullicio de los niños.
Está tarde huele a lilas.
Algo me ha traído el sabor de tus besos
Lloro, lloro hasta enloquecer.
Duele esta tarde,
y no puedo hacer nada
ni siquiera fingir que hoy he muerto.

Tomado del poemario: Ninguna tarde azul
Karen Valladares

jueves, 31 de diciembre de 2015

Escribo.


Escribo  sobre la ceniza del olvido.
Sobre la desnudez de nuestros cuerpos
Sobre el temblor de mi corazón al verte.
Escribo.

Escribo en la hora vacía de la sombra
De la espera acumulada
del insomnio
de la luz que me cobija
pero nada puedo decir
pero nada debo de decir.
Rompo en llanto
Me desmorono
Escribo sobre la frialdad de la soledad
Sobre el vacío de mis ojos cuando no te veo.

Pertenezco al viento..
Al silbido de la noche,
a la lluvia que no llega.


Escribo
escribo sobre vos.
Sobre mí
sobre el ruido acumulado en una pared
sobre tu nombre carcomiéndome la garganta
y no puedo hacer nada.
vuelvo a llorar.

Escribo sobre la palidez de cualquier silencio.

@Karen Valladares.