miércoles, 20 de enero de 2016

Poema para un beso que debo olvidar.


"'En el dolor hay flores que caminan con pianos y con tigres"
Ramoón M. Ocaranza.

Y cómo se olvida la redondez de tu boca 
ese sabor áspero que me impregnó hasta en lo más último de mis entrañas.
Pero fue algo que ya pasó.
Y pasó en la oscuridad fría de un vehículo
pero eso no importa.
Tampoco importa recordar tu mano sobre mi mano
y mi temblor por tanto nervio,
seguro ni lo notaste.
Eso tampoco te importa.
Cómo olvido tu boca besando mi boca
con toda la locura del mundo.
Cómo olvido esa noche fugaz
o relámpago?
y recuerdo también tus ojos,
tan profundos
tan sencillos
quizá decir que eran como una rara sonata mayor para piano y violín de esas de las más románticas.
 
Esa noche despedacé la palabra, la noche misma.
Y sé qué tampoco te importa.

@Karen Valladares

sábado, 16 de enero de 2016


La casa tiene una herida.
Afuera apenas el bullicio de los niños.
Está tarde huele a lilas.
Algo me ha traído el sabor de tus besos
Lloro, lloro hasta enloquecer.
Duele esta tarde,
y no puedo hacer nada
ni siquiera fingir que hoy he muerto.

Tomado del poemario: Ninguna tarde azul
Karen Valladares

jueves, 31 de diciembre de 2015

Escribo.


Escribo  sobre la ceniza del olvido.
Sobre la desnudez de nuestros cuerpos
Sobre el temblor de mi corazón al verte.
Escribo.

Escribo en la hora vacía de la sombra
De la espera acumulada
del insomnio
de la luz que me cobija
pero nada puedo decir
pero nada debo de decir.
Rompo en llanto
Me desmorono
Escribo sobre la frialdad de la soledad
Sobre el vacío de mis ojos cuando no te veo.

Pertenezco al viento..
Al silbido de la noche,
a la lluvia que no llega.


Escribo
escribo sobre vos.
Sobre mí
sobre el ruido acumulado en una pared
sobre tu nombre carcomiéndome la garganta
y no puedo hacer nada.
vuelvo a llorar.

Escribo sobre la palidez de cualquier silencio.

@Karen Valladares.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Pasa el hombre.

Imagen tomada de :https://eroticalia.wordpress.com/tag/parejas-desnudas/

El hombre pasa frente a mí y no se detiene
Pasa y ni siquiera dirige una fría mirada
Pasa y ni siquiera intenta rozar su cuerpo ancho con el mío
Pasa y ni siquiera le importa si le observo o volteo la vista para otro lado.
Soy una mujer sola en este instante
Descifro por ahora los artilugios de este invierno que no es tan frío
Pero finjo tener frío y escondo mis manos debajo del abrigo
Escondo mi voz debajo de una bufanda que no tengo.


El hombre pasa frente a mí y no se detiene.
No le importa en lo más mínimo mi soledad.
Y a mi si me importa tener su compañía
su olor a cigarro
su voz hueca
sus manos planas
sus ojos amarillos casi como el sol de una mañana de verano.
Pero el no sabe que pienso eso de él.-
Quizá nunca lo sepa.-
.- Pasa el hombre frente a mí y nada absolutamente nada lo detiene a amarme aunque sea un fragmento de segundo.-



jueves, 19 de noviembre de 2015

Mi corazón II

Confesión:
Mi corazón iglesia abandonada.
Simulacro de olvido fracasado
Llanto que se desborda e hiere los ojos.
Nada de esto debe importarte.
Mi corazón
campanario descompuesto
sinfonía de Morzart desafinada
canoa que va a ninguna parte
Confieso que me he vuelto loca
que amo profundamente al que no debo.
Mi corazón
sombra marchita
relámpago sin aguacero
página arrugada


@Karen Valladares

martes, 10 de noviembre de 2015

Nada de esto debe importante

Me desnudo y no precisamente por tí.
Pienso en cualquier cosa,
y digo que el cielo es una sábana oscura
y digo que la soledad es un ave fénix
sin vuelo.
Nada de esto debe importarte.
Esta desnudez es un estribillo
un pájaro que se lanza sobre el fuego
viento huracanado
erección que raspa la última sílaba de tu nombre.
Me desnudo y no precisamente por tí
total tú jamás encontraste el sabor dulce de mi piel.


Karen Valladares


martes, 27 de octubre de 2015

Maldigo tu nombre en mi desnudez





Meret Oppenhein (1933) autor de imágen. 


Toco mi vagina
Mi clítoris
Siento la humedad
Siento que quiero pensar en un nombre
O quizá dos o tres o más, no importa.
Toco mis senos
Mis flácidos senos
Caídos por el pasar del tiempo
Imagino tu desnudez
Comienza a tiritar mi cuerpo,
Supongo sea un orgasmo
Cruzo los dedos para que sean más.
Gimo, vuelvo a gemir otra vez
Cierro y apretó los ojos para que no entre ni una chispa de luz
Alucino que estás erecto dentro de mí
Vuelvo a gemir, hago ciertos movimientos con mis manos
En mi cuerpo, pero llego ahí a mi clítoris
Y siento que estallo  y siento miedo
Pero no me detengo
Me gusta sentir mi mano embarrada
Y luego, ahí si decir tu nombre con toda la furia contenida
Para maldecirte.


 Tomado del poemario; Sin vos la desnudez no importa. 

lunes, 12 de octubre de 2015

Llanto






Me habita el llanto,
La nostalgia de este invierno inconcluso
La nostalgia de tu ausencia
El recuerdo de tus ojos desteñidos.
La soledad, qué es la soledad al fin y al cabo cuando se ama tanto.
Me habita el hambre, el deseo de decir tu nombre ferozmente
Asi como ferozmente me habita la corazonada de que es mejor que te olvide.
Todo esto que te digo duele.
Me habita la tristeza de pies a cabeza. Y lloro, y lloro hasta raspar las pupilas.


@Karen Valladares. 

sábado, 10 de octubre de 2015

Yo que insinúo la espera







Yo que insinúo  la espera,
hasta hacer que la hora se descuaje ,

hasta hacer que la hora se desmorone
hasta hacer que la hora se diluya.
hasta hacer que el viento frío raspe las ventanas. 
Pero nada de esto importa.
Trato de adivinar los códigos de la lluvia en este invierno inconcluso
trato de ver las sombras que cuelgan en la pared.
Nada de esto me recuerda a ti.
Voy a guardar las lágrimas que caen en mis pupilas color bronce
Este invierno no me dice ni una sola palabra,
Sabré esperar , mientras sentaré al tiempo en mis piernas y fingiré que el frío me dice tu nombre.
Voy a olvidar que el invierno me pone melancólica y que tu nombre cae en mi boca como una polilla.



@Karen Valladares 
Escritora. 




sábado, 3 de octubre de 2015

Qué será sin vos la noche.




Esta tarde llueve como nunca; y no tengo ganas de vivir, corazón.
César Vallejo.



Qué será sin vos la noche, amor.
Más que un corazón helado, tiritando de frío.
Canto en voz baja, luciérnaga sin luz
Horas tibias de angustia
No pretenderé decir tu nombre para no ahogarme  y quedarme sin aliento.
Qué será Sin vos la  noche, amor.
Refugio último
Palidez de la sombra
Cercanía del abrazo deseado.
Nada de esto te hace llorar, lo sé.
Pero debes saberlo.
El amor a veces muere cuando acaba la noche y no estás.
Qué será sin vos la noche, amor.
Canción vulgar,
Viento que rompe las ventanas
Simulacro de abandono.
Gritos,  manotadas de ahogado
Señal de humo, para que vuelvas pronto
Eres la sombra que cae descuajada de la pared,
El barco que parte hacia otro puerto

Qué será sin vos la noche, amor.

Decímelo despacito, para que pueda entender sin que me duela.

@Karen Valladares, tomado del poemario, decir tu nombre.
Derechos reservados.