miércoles, 2 de septiembre de 2015

No voy a hablar de ti.


Imágen: Karen Valladares
No voy a hablar esta tarde de ti y de mí, hablaré de mis pies helados, de la ausencia terrible que dejas, de la luz pálida, de tus ojos verdes, de tu cuerpo flácido .- Diré que esta casa huele a soledad, pero estoy segura que a nadie le importa. Diré que dibujo tu nombre en la oscuridad, sobre todo en el viento o en el vidrio empañado. Pero estoy segura que esto a nadie le importa. No voy a hablar esta tarde de tí y de mí, diré que el día es rojo y que hoy soy un gato amarillo con cola blanca, y tú tú quizás seas una sombra en mi pared. Pero estoy segura que esto a nadie le importa.


Tomado del poemario: Esta desnudez sin vos no importa

martes, 25 de agosto de 2015

Debo hablar esta noche




 Pintura de  XUE JIYE



Debo hablar esta noche del dolor, decir que duele profundamente el corazón.
Pensar que nada pasó entre vos y yo ; que no sólo fue un leve temblor que mencioné alguna vez.  Le temo a este fantasma que ahora soy, a esta voz quebradiza que dejaste esperando ser afinada. Me duele la voz, me duele el viento que craquea mi cuerpo, me duele tu nombre opaco. Y es que ahora no me pertenezco, soy una ciudad destruida, alguien va quitando de mi los peldaños que llegan al abismo. Fingiré que muero todos los días de mi existencia, y juraré jamás no decir tu nombre envenenado.






 @Tomado de Ninguna tarde azul.

domingo, 23 de agosto de 2015

2 POEMAS UNO INCLUIDO EN CIUDAD INVERSA Y EL OTRO EN NINGÚN LIBRO.

Aquí dos poemas editados hace más de 10 años,  ya cuando todo iba tomando forma, cosas que se encuentra una en la web....


LA ABUELA

La abuela sueña con vivir siempre
Todavía atrapa anocheceres infinitos
En la profundidad de sus manos.

Ignora al tiempo tostándose en sus mejillas.
La abuela aun recuerda
Aquella guitarra marchitándose en sus dedos.
Su infancia imposible sin muñecas,
Mezclada de cal, y de rios crecidos hasta la rodillas.
Aun recuerda el nombre de sus enamorados,
Y por siempre recuerda
El parto doloroso de sus hijos.
La abuela, aun cree que cuando despertamos
Es para nacer de nuevo.
Ella aun descubre palabras
Vestidas de colores
Formas, y cosas.
Ella, ha venido a bordar junto a mi,
La transformación de sus antepasados.

DEVUELVANME

Devuélvanme las manos
Con las que se construyen
Paredes de mi barrio, 
De mi ciudad.
Con las que se cocinan 
Ideas para compartirlas 
Con ustedes o con nadie 
Cuando sea preciso.

Los ojos
Con los que reconocen 
La materia dócil
De la que estamos hechos
Los pasos que registran 
Caminos que no llegan a ningún verso.

Devuélvanme las ideas
Con las que construimos
Mundos de azúcar y cristales
Donde construimos 
Hombres estallados en llamas
En 
[vacíos]
Profundos
Voces innecesarias a la boca
Cuerpos expuestos a la intemperie del recuerdo.
Devuélvanme la voz
El tiempo perdido sin brújulas y relojes
Las ideas sin pronunciarse
Los pasos enrojecidos por el olvido
Devuélvanme cada cosa
Que nos o me pertenezca.

Pero sobre todo
Devuélvanme la dicha 
Donde habita la palabra
Y entonces
Desaparezco
Muero 
Resucito Eterna
Y furiosa
En Ella.

martes, 18 de agosto de 2015

Todo tendrá nuestro nombre




Es martes,  y todo parece que marcha bien.  Sé que te veré y que haremos el amor como unos salvajes,  ya presiento la desnudez  ya presiento mis nervios, ya presiento el sol tostando las ventanas  , también presiento tu olor y supongo que se quedará impregnado en mí por un par de días. Esos días se volverán primavera , primavera será mi cuerpo,  primavera será tus ojos esta tarde, esta tarde huele a sexo, esta tarde huele a lluvia explotando en tu boca,   tengo un invierno
Que sale por mi vagina y llega a tu boca.  Todo lo mío te pertenece, todo lo mío tiene tu nombre,
Mi cuerpo bronce tiene tu nombre, mis ojos nocturnos tienen tu nombre, está tarde sin llovizna tiene tu nombre, mis manos tocándote también tienen tu nombre.

Voy a inventar una historia sin ningún final predeciré que volveremos a vernos, y todo volverá a tener nuestro nombre. 


@Karen Valladares

jueves, 13 de agosto de 2015

Aquí las cosas tienen otro color

Pero yo no tengo palabras para esta estación
Shuntaro Tanikawa
.
 Imagen: Vicente Van Gogh



Lo sé, aquí las cosas no son como parecen. Aquí las cosas se le cambian el nombre a diario. He jurado cientos de veces no tocarme y pensar en vos. He jurado cientos de veces no  llorar y pensar en vos; aunque a veces me toco y no pienso en vos, pienso en inventarme otro nombre y lo hago y funciona.- Pero no soy feliz con ese nombre inventado. Soy feliz con tu nombre espumoso en mi  boca. La lámpara está rota, no enciende, la ventana cubierta no permite que entre la luz, en mi cuarto siempre es de noche.  Lo sé, aquí las cosas no son como parecen.  Hoy mis uñas son negras y el pelo no está alborotado.- He jurado cientos de veces decir que tu nombre no es azul. Aquí nada es azul, azul tal ves las palabras que hoy escribo pero mañana serán purpuras como tus pupilas .- Miráme que no soy feliz, que se me arrugan los ojos , que el cuerpo no se desnuda y se toca y siente erecto el clítoris por ti. Pero estoy segura que esto no lo sabes.- Lo sé aquí nada importa, aquí las cosas tienen otro color. 

Tomado del poemario Ninguna tarde azul

sábado, 8 de agosto de 2015

Quiero decir algo III


A: Herbert

  Porque siempre has sido algo que pretendo.


Quiero decir algo y digo mar. Y me ahogo. Y digo viento y se congela mi cuerpo.
Una página en blanco, un dibujo incompleto, la silueta de tu nombre rasguñando mi boca y mi garganta  desbordándose  como espuma desparramada de una cerveza.
No sé si afuera hace frío, o es invierno o es verano, no distingo ni el día ni la noche.
Pienso en vos y de repente estoy desnuda con los senos al aire y las piernas entre abierta  Pero esto nadie lo sabe.
 No sé qué seas tú para mí, tengo claro que el amor no existe, tú, tú solamente eres
Una encrucijada, un circuito a punto de explotar, el final infeliz de un cuento incompleto, el tartamudeo de cualquier palabra o la palidez de una página vacía.

Ahí intento sobrevivir. 


@Karen Valladares, tomado de ninguna tarde azul.

viernes, 7 de agosto de 2015

Lectura de poesia Esta es mi casa

Hace tiempos que no subía un video , aquí les comparto un poema de mi autoría del libro CIUDAD INVERSA,

jueves, 30 de julio de 2015

Soledad.







La soledad me causa asco, este vacío, este mar que no tengo
Esa brisa lejana, el silencio, signos de locura. Ventanales rotos,
Cualquier cosa que se parezca a ti, el silbido de un pájaro moribundo, el verso silencioso, la noche debajo de un velo rasgado. La palabra mutilada. Tu voz sobre mi voz.
Nuestra desnudez, tú lejano, yo aquí, llorando a cantaros, fingiendo que vivo. Soy un pez volando sobre el agua.
Deriva, amnesia del olvido, crucifixión de cualquier cosa, pero nada me causa el llanto, el grito, el horror de creer que no te pertenezco, me duele profundo tu ausencia, no estás y quiero gritarlo a los cuatro vientos que no me importa esta soledad .

@Karen Valladares

jueves, 23 de julio de 2015

Hoy no tengo màs que frìo.










Hoy no tengo nada màs que frìo.

Màs que una soledad que asusta al niño pequeño de la casa,
màs que un silbido del viento de la lluvia de esta madrugada.

Hoy no tengo nada màs que frìo,
pero a nadie le importa
cuando digo que mi corazòn es ahora una pàgina en blanco.

Me llueve por dentro.
Me desmorono cada vez que pronuncio como uno canto de lucha, tu nombre.
La soledad apesta adentro y afuera. Y no hay nadie escribiendo sobre ella.
El ùnico abrigo que tengo
tiene el color pálido de tus ojos;
pero a nadie le importa esto.
Ni siquiera a mi. Que vengo diciéndote que mi entre pierna suda por vos.
Que mis manos y mi cuerpo entero hablan de tì con locura.
Pero hoy no muestro ningún signo de locura.
Hoy no muestro mi desnudez al espejo espejo roto y tambièn pálido.


Hoy no tengo nada màs que frìo
Y sè que a vos no te importa esta soledad que lleva tu nombre y apellido por consigna

.

@Karen Valladares, tomado del libro, decir tu nombre

martes, 21 de julio de 2015

A nadie le importa esta mañana.

A nadie le importa esta mañana,
esta mañana que es un blues
a veces un tango lento
un acorde desafinado
cortina polvosa
pájaro sin rumbo,
sin viento 
sin canto.

A nadie le importa esta mañana lluviosa
opaca, maldecire el frío 
maldeciré esta soledad todas las veces que recuerde que no estas.
Maldicere mis orgasmos con todas las dedicatorias posibles
maldecire la cancioncita que me recuerda a tí
y pasará que gritaré tu nombre
y pasará que me desbordaré en llanto
se me rasgará la piel
y todo sabrá a ti.
Maldecire esta noche
y todos los ruidos en ella.
Resulta que a nadie le importa esta mañana incolora
tóxica,  agridulce,  fantasmal.
Aburrida como un cuento de Poe.
o como un poema romantíco de Neruda.
A nadie le importa esta mañana que es nada más una triste canción funebre. 


Tomado del poemario; Decir tu nombre,