lunes, 5 de enero de 2015

Sospecho que debo decirte adiós.








Llueve incansablemente
Mario Bohórquez
 A: Harold.


Sospecho que se ha roto la palabra.
Que se ha roto la tarde,
y la lluvia
y la voz
y la última caricia que nos dimos.

Sospecho que tengo el corazón descuajado.
Y el aliento hecho añicos,
y la mirada destrozada.
Todo de esto si importa.

Sospecho que lloraré mil años,
que repetiré mis orgasmos pensando en vos.
Diré adiós con la palabra crucificada; aun sabiendo que nada de esto te importa.
sé que nada de esto te importa.
Sospecho, que la noche seguirá rota hasta que tu vuelvas.


@ Karen Valladares

1 comentario:

guillo dijo...

magnifica poesia, adore guillo