martes, 9 de noviembre de 2010

Bella Ajmadulina (Moscú, 1937)



Poeta y traductora. Descendiente de tártaros e italianos, estuvo casada tres veces con el poeta E. Evtuchenko. Escribió ensayos sobre Vladimir Nabokov, Anna Ajmátova, Marina Tsvetáieva, Venedikt Yeroféyev, Aleksandr Tvardovski, Pável Antokolski, Vladímir Vysotski entre otros. Heredera de M. Tsvietáieva y A. Ajmátova, en 1989 recibió el Premio Estatal de Literatura






Invierno



Este gesto del invierno a mí,
frío y aplicado.
Sí, hay algo en el invierno de la medicina tierna.
De otro modo, como de repente,
de la oscuridad y el tormento,
la enfermedad confiada le dirige sus manos.

Oh amable,
sigue con tu brujería,
de nuevo rozará mi frente el beso santo del anillo helado.

Y es cada vez más fuerte la tentación de encontrar el engaño con la confianza,
mirarle los ojos a los perros,abrazar los árboles.

Perdonar como jugando,y habiendo perdonadoperdonar todavía a alguien.
Confundirse con el día invernal,
con su óvalo vacío, ser siempre para él su matiz pequeño.

Reducirse a no existir,
para implorar detrás de las paredes no una sombra mía sino la luz,
por mí tapada.



Tomado de:
http://ciclopaenlabocadeunmudo.blogspot.com/search?updated-max=2010-06-23T20%3A05%3A00-03%3A00&max-results=20