miércoles, 20 de enero de 2010

Argentina antologa a dos poetas jóvenes hondureñas

Mayra Oyuela
Karen Valladares


El año pasado el poeta Sebastián Kirzner comenzó la búsqueda de nuevos poetas jóvenes; poetas que presentan una nueva propuesta al público lector. Se llegó a la conclusión después de leer a tantas voces, algunas todavía inéditas, hacer una antología en la que estos poetas dieran a conocer su obra, la antología fué llamada 2017: nuevos poetas contemporaneos de latinoamérica. Entre los países partícipes se encuentran: Estados Unidos, México, Costa Rica, Perú, Honduras, entre otros. A nuestro país lo representan las poetas Karen Valladares(24) y Mayra Oyuela(26). A continuación el url donde pueden ver la portada de la antología que será presentada y lanzada en Argentina.


Otros poetas antologados
Hay un antes y un después de esta dactología magnífica, pero sobre todo, un después.
Walter Reich

Jeremías Maggi / Argentina
Samuel Espinosa / México
Julio César Pol / Puerto Rico
Mariano Blatt / Argentina
Felipe Sáez Riquelme / Chile
Ioshua / Argentina
Pablo Paredes Muñoz / Chile
Dante Sepúlveda / Argentina
Calle 13 / Puerto Rico
Alí Calderón / México
Ignacio Uranga / Argentina
Santiago [Ney] Márquez / Uruguay
Pamela Romano / Bolivia
Paula Peyseré / Argentina
Tamym Maulén / Chile
Diego Mora / Costa Rica
Sebastián Kirzner / Argentina
Steve Coleman / Estados Unidos
Taylor Mali / Estados Unidos
Rafael Casal / Estados Unidos
Cristino Bogado / Paraguay
Ángela Vera Temoche / Perú
Oscar Fariña / Paraguay
Mayra Oyuela / Honduras
Walter Godoy / Argentina
Felipe Granados / Costa Rica
Alfredo Jaramillo / Argentina
Paula Ilabaca Núñez / Chile
José Manuel Barrios / Uruguay
Lucía Eisenchloss / Argentina
Goyeneche / Argentina
Osdmar Filipovich / Bolivia
A. Salcedo / NTNA
Douglas Diegues / Brasil
Fabiana Faleiros / Brasil
Jimena Repetto / Argentina
Pablo Katchadjian / Argentina
Jacko [John Alexander Castañeda] / Colombia
Rafael Robles Olivos / Colombia
Ezequiel Zaidenwerg / Argentina
Leandro Loaiza Largo / Colombia
Karen Valladares / Honduras
Camilo Herrera Estai / Chile
Sofía Lino / Argentina
Martin Barea Mattos / Uruguay
John Torres / Puerto Rico
Juan Laxagueborde / Argentina
Agustín J. Valle / Argentina
............................................................................
Poema de Karen Valladares

Esta es mi casa

A Carmelina Mejía Mejía
In memoriam

Esta es mi casa,
Un par de viejos objetos que le sirven de adorno,
2 personas que viven conmigo, otros que llegan a visitarme
y que pronto se van.
Así como me iré yo
en cualquier momento que la muerte lo decida,
o la vida misma también lo decida.
Esta es mi casa,
la que me habita,
de sombra en sombra,
de hijos a hijos,
de los vecinos,
de nadie.
Esta es, no hay duda alguna,
aquí reconozco los metederos del atardecer,
o la llegada de la luz insinuando la mañana.
Mientras remiendo cualquier cosa
para distraerme de mis molestias y la de los demás.
Y pienso que los años me han caído de un solo golpe,
me desmorono a veces,
o vivo, con una sonrisa que atraviesa la mirada de los míos.
esta es mi casa,
no importa lo grande o pequeña o lo sencilla que sea.
aquí ando,
cubriendo cada rincón con mis pasos y mi voz
dejando enmarcado el fantasma de mi presencia.
así me sentirán más cuando me vaya.
esta es mi casa,
la reconozco paso a paso,
no temo de ella,
ni ella de mi,
esta es y no la reconozco por su color verde
son otras cosas las que me identifica.
Son todos los años en ella,
son todas las cosas que he juntado en ella,
son todas las palabras que han sepultado aquí,
soy testigo de que es mi casa,
desde donde yo quiera,
y como yo quiera,
soy testigo de mis cosas,
de mis hijos, otra vez,
de mis dolencias,
de las estaciones del tiempo
que se aproximan a mis ojos tibios.
Soy testigo de tantas cosas,
pero sobre todo,
soy testigo
de que esta casa me habita
y no porque yo viva en ella.

(Tomado del libro inédito: Ciudad Inversa)


Mayra Oyuela

Tranviaria


Llevo al mundo como pendientes en mis orejas,
rozo con mis pestañas a los desconocidos,
beso manos de transeúntes (hormigueo en los labios).
Que alguien me aborde,
soy el metro que esta ciudad jamás conoció,
atrevidos en mi todos los años,en mí el transcurrir,
en mí la palabra ventrílocua de cada estación,
en mí la espina y el diente que muerde la rosa de lo oculto.
Mis muertos no son sombras raídas en la luz.
Que alguien me aborde,
sé cual es el principio y el final de este cuento.
Que alguien suba y se detenga en mí.

Mis ojos son túneles que dan a cualquier lugar,
mis manos paredes para reposar en lo oscuro,
mis brazos sillones para que vengan a hacer el amor.
Roto ya todo lo íntimo en mí, he de saberte andar,
mundo,con los puños cerrados en señal de auxilio
y no de defensa
cerrados para llevar en ellos el resto del aire
que no supo caber en mis pulmones.

En la imperfección está lo bello.
No necesito ser el poeta sino el poema,
la belleza está por encima de la lógica de cualquier poeta.
Necesito andarte despacio, camino,
no me detengo en el asombro de saber llegar, mundo:
en tus barrios, tatuadas están las paredes de calcárea sumisión,
en tus barrios fue donde aprendí a defender el descenso.
Soy el metro que esta ciudad jamás conoció;en mí los volantes
con fotos de desaparecidos,en mí tumultos de palabras
que alguien no pudo barrer bajola alfombra,
en mí el transcurrir.
Que nadie venga a preguntar porque no te describo,
esperanza,
yo hablo de eso otro bello,
que no está en lo bello.
Abórdenme predicadores de la tarde,
zanates, pirueteros, estudiantes:
no olviden el punzón
y esriban en la oquedad de mis vagones
teléfonos para citas de amor,
DJ, bartenders y todos con título de extranjerismo en suprofesión,
suban carniceros del San Isidro, conserjes y putas,
albañiles vengan a devolver la sonrisa a las princesas de los domingos.
Mujeres: describan con su carmín la caricia que no les tocó,
suban, fresitas del high school, madres solteras, suicidas, docentes,
vengan a traficar perfumes traídos del Canal dePanamá,
vengan a abordarme, en mí el transcurrir,
todos los años,
el suspenso del que anda a tu lado,
a pesar de su humanidad.
Sé quien soy,
basta una palmada en el hombro y retorno a mis pies nauseabundos de sueños,
basta una palmada en el hombroy retorno a mí
al anonimato,
a la flatulencia, a la humana que soy.
¡Abórdenme!!!
soy el metro que esta ciudad jamás conoció,
vengan y calcen mis pies
ya que nunca podrán calzar mis zapatos.

2 comentarios:

Mónica Angelino dijo...

No me llama la atención que hayan sido elegidas para formar parte de 2017. Realmente, son magníficas las dos!!!


Abrazosssssss y felicitacionessssss!!

Karen Valladares dijo...

Gracias Mónica, abrazos para vos también.