martes, 30 de junio de 2009

No queremos un gobierno militar disfrazado de civil






Aquí en Honduras no queremos un país militar disfrazado de civil, que actúa através de la fuerza ¿Cómo terminará? Los hondureños no somos violentos, pero nos han sometido a un permanente régimen de corrupción permanente. La primera vez que íbamos a tener la oportunidad de participar en un proceso de consulta que nos tomara en cuenta, tanto a los grupos indígenas, los obreros, las mujeres, los campesinos; de pronto nos cortan la aspiración, el sueño, la esperanza, la expresión de nuestra voluntad de querer opinar, de tener una democracia participativa, pase lo que pase. Honduras cada vez se hace más fuerte.
Somos 7 millones de seres humanos con un sueño, con derecho, con opiniones independientes o colectivas, pero ahora nuerstra esperanza ha sido robada. No es justo que nos ultragen, que violen e irrespenten nuestros derechos, eso peleamos. Luchamos por expresarnos. No tenemos miedo. ¡VENCEREMOS A LA OLIGARQUÍA, LA HAREMOS RETROCEDER. VENCEREMOS!

No hay comentarios: