sábado, 21 de febrero de 2009

Breve selección de poetas mujeres de México















Ilustración de Yayoi Kusama


Angélica de Icaza


El Duelo

Callar, callar ahora
el silencio tiene un espacio en nuestra lengua
deja que al paso de la noche
permanezca con los labios abiertos en tu espalda
mientras mis dedos se alargan al tocarte
ternura nueva
Busco tus huecos
me deslizo en tus grietas
toco fondo / me impulso
humedezco los labios para hablarte
es inútil / es silencio
es tan pronto tan largo este deseo
Tu piel escucha el lenguaje cifrado de mis dedos
mi piel responde
erizada / uniforme
mi cuerpo humedecido / transparente
derramando los muslos por los bordes
rebasando los bordes con los muslos
Callar, callar ahora
que al paso de la noche
terminaremos juntos este duelo.

ROCIO CERÓN
Resistencia

Bajo el desdén de la canícula
erra la mano en su deseo de prisa,
de movimiento arduo sobre el blanco.
Mas el cuerpo aquieta desazón y agotamiento
en la enmienda del paso justo.
Hay contacto entre velocidad y pausa,
un registro de paulatinos tonos
que engarzan en un vaho el cantar del cuerpo.
Redoblando el movimiento, en caída,
vertical y austero, el nervio más grande
atrae hacia sí la pulpa añeja del escarnio.
Ya nada interpone su designio,
ya nada es sólo sangre,
hay historia emplazada
en cada miembro, en cada herida,
en cada gesto.
Despacio y aprisa –como el tiempo–

ROSARIO CASTELLANOS


...porque la realidad es reducible
a los últimos signos
y se pronuncia en sólo una palabra...

Sonríe el otro y bebe de su vaso.
Mira pasar las nubes altas del mediodía
y se siente asediado (bugambilia, jazmín,
rosal, dalias, geranios,
flores que en cada pétalo van diciendo una sílaba
de color y fragancia)
por un jardín de idioma inagotable.

LINA ZERÓN

STATUS DE SEÑORA

Sola, día a día contemplo la fuerza con que
se impone el alba mientras coso tu nombre en las cortinas.
Sola, habitante soy de una bella casa
donde mi persona es el mejor adorno
que de vez en vez de lugar cambias pero nada es mío según las actas.
Sola,
con mi status de señora bien casada,
esposa del brillante ejecutivo
que entiendo vive conmigo por las huellas
que deja en la cama.
Sola cada noche río a carcajadas con mi sombra de gran dama
y contemplo el rostro de la perfecta esposa
que desearía por una noche ser tu cortesana.


ELSA CROSS

TU VOZ

Tu voz contra el atardecer.
El viento empuja
sobre el cristal
las ramas de los altos encinos.Tu voz llena el espacio.
Y no hay instrumentos
para tu canto.
Tu voz dibuja signos en el vientoLa noche
va bordeando en silencio
ese núcleo
donde la luz se detiene todavía
mientras tu voz,
tu voz sola
borra el instante.

1 comentario:

Bruno R.Ramos dijo...

Muy bielo su blog y su poemas. Mi gustaria conocer mejor su trabajos

Saluto
Bruno Resende Ramos
Proyeto de Inclusión Literaria
http://www.novacoletanea.blogspot.com