jueves, 25 de febrero de 2016

Palpar


 Palpar la desnudez fría.
Palpar la desnudez ausente.
Palpar el carraspero de la soledad.
Naufragar en una cama vacía.
Pensar en la sangre,
en el cráneo abierto
en el hueso roto
en el olvido
en el olvido
en el olvido
Palpar entonces, el olvido.
No decir nada, cerrar la boca
gritar en silencio,
palpar entonces el silencio
mientras revienta la desnudez
y siente tus besos justo ahí donde más te extraño.
Nada me pertenece entonces.
Palpar el silencio, la soledad y la desnudez cuando no estas

es absurdo. 
©Karen Valladares
Tomado del poemario: Sin vos la desnudez no importa


4 comentarios:

Unknown dijo...

Es gusto leer su poesía. Desde que llegó a mi su nombre busque sediento los versos. Es un placer.
saludos a la distancia.

guillermo garay dijo...

Desde que llegó a mi su nombre busque sediento sus versos. Es un placer poder leerlos.
Un saludo a la distancia.

guillermo garay dijo...

Desde que llegó a mi su nombre busque sediento sus versos. Es un placer leerle. Un saludo a la distancia.

Karen Valladares dijo...

Guille, un abrazo hasta donde estés.