jueves, 13 de agosto de 2015

Aquí las cosas tienen otro color

Pero yo no tengo palabras para esta estación
Shuntaro Tanikawa
.
 Imagen: Vicente Van Gogh



Lo sé, aquí las cosas no son como parecen. Aquí las cosas se le cambian el nombre a diario. He jurado cientos de veces no tocarme y pensar en vos. He jurado cientos de veces no  llorar y pensar en vos; aunque a veces me toco y no pienso en vos, pienso en inventarme otro nombre y lo hago y funciona.- Pero no soy feliz con ese nombre inventado. Soy feliz con tu nombre espumoso en mi  boca. La lámpara está rota, no enciende, la ventana cubierta no permite que entre la luz, en mi cuarto siempre es de noche.  Lo sé, aquí las cosas no son como parecen.  Hoy mis uñas son negras y el pelo no está alborotado.- He jurado cientos de veces decir que tu nombre no es azul. Aquí nada es azul, azul tal ves las palabras que hoy escribo pero mañana serán purpuras como tus pupilas .- Miráme que no soy feliz, que se me arrugan los ojos , que el cuerpo no se desnuda y se toca y siente erecto el clítoris por ti. Pero estoy segura que esto no lo sabes.- Lo sé aquí nada importa, aquí las cosas tienen otro color. 

Tomado del poemario Ninguna tarde azul

2 comentarios:

Anaïs Costa dijo...

Aquí las cosas tienen otro color. Depende de la mirada cobrarán uno mejor o peor. Me ha gustado mucho. Un abrazo

karen valladares dijo...

A tí.