jueves, 23 de julio de 2015

Hoy no tengo màs que frìo.










Hoy no tengo nada màs que frìo.

Màs que una soledad que asusta al niño pequeño de la casa,
màs que un silbido del viento de la lluvia de esta madrugada.

Hoy no tengo nada màs que frìo,
pero a nadie le importa
cuando digo que mi corazòn es ahora una pàgina en blanco.

Me llueve por dentro.
Me desmorono cada vez que pronuncio como uno canto de lucha, tu nombre.
La soledad apesta adentro y afuera. Y no hay nadie escribiendo sobre ella.
El ùnico abrigo que tengo
tiene el color pálido de tus ojos;
pero a nadie le importa esto.
Ni siquiera a mi. Que vengo diciéndote que mi entre pierna suda por vos.
Que mis manos y mi cuerpo entero hablan de tì con locura.
Pero hoy no muestro ningún signo de locura.
Hoy no muestro mi desnudez al espejo espejo roto y tambièn pálido.


Hoy no tengo nada màs que frìo
Y sè que a vos no te importa esta soledad que lleva tu nombre y apellido por consigna

.

@Karen Valladares, tomado del libro, decir tu nombre

No hay comentarios: