miércoles, 8 de abril de 2015

La casa tiene una herida



Y si no apareces, no importa yo te doy una canción.
Si miro un poco afuera me detengo, la ciudad se derrumba y yo cantando...
De una canciòn de Silvio Rodriguez




La casa tiene una herida, tiene lluvia en el techo, sombras acumuladas en todas las paredes, tiene voces rondando en los pasillos que no existen.
Tiene luces que se encienden y se apagan de madrugada o cuando todos duermen.
La casa tiene una herida marchitándose.
Tiene un montòn de canciones viejas sonando sin parar.
Yo no vivo en esta casa, mi hijo no vive en esta casa, mi abuela, mi abuela vive en todas las casas.
Mi madre vive en esta  casa, mi padre vive en esta casa, mi hermano vive, a veces en esta casa.

Hay vocecillas pequeñas que giran en toda la casa.
La casa no es ningún barco y no navega.

La casa tiene una herida, y esa herida tiene una casa y un nombre que sabe completamente amargo.



@Karen Valladares, tomado del poemario NINGUNA TARDE AZUL.