martes, 13 de enero de 2015

Nada tengo ahora



Sólo tengo este cuerpo. Estos ojos y esta voz
Blanca Wiethüchter
El dolor
no puede
aguantarse tanto.
John Berger (Londres,
Ahora no tengo nada.
Ni la brisa del invierno pasado.
Ni el sudor de tu cuerpo sobre el mío.

Ni tu boca descubriendo mi desnudez.
Ni un grito tuyo rompiéndome las entrañas;
Ni el cielo cayéndome encima.
Ni la locura, como signo de soledad.
Ni el llanto como signo de derrota.
Esta derrota no es mía ni tuya;
no es de nadie.


Tengo mi cuerpo destruido, ya no es un templo.
No tengo nada ahora
Ni el susurro del tiempo;
Ni las manecillas del reloj anotándome las horas perdidas.
El canto de los pájaros nocturnos,
la lluvia ya no moja mi chamarra,
nada tengo ahora, lo juro
Ni las palabras si quiera que digo ahora.
Ni el hijo que parí hace 3 años,
ni su balbuceo, ni el sollozo infantil,
La infancia jamás fue mía.
Qué terrible es la soledad.
Qué terrible es saber que ahora te llamas ausencia;
Ausencia de ojos verdes.

Ahora no tengo nada.
Ni siquiera nada que decir.


@Karen Valladares