viernes, 26 de diciembre de 2014

Reinvindico la soledad.


 Así se vive cuando tienes un corazón helado.
 Louise Elisabeth Gluck



Reivindico la soledad, cada vez que imagino, que un pájaro quiere salir de tus ojos.
Digo soledad,
ausencia,
lejanìa,
mi cuerpo desnudo sin el tuyo.

Aquí nada importa si no estas,
aquí nada importa si no siento el crujir de mi corazón cada vez que te veo.
Aquí nada importa, aunque se rajen los cielos por una leve brisa,
Aquí nada importa si no escucho decir mi ridículo nombre de tu boca.
Aquì nada importa si no siento el aleteo de mi respirar cuando recuerdo el rojo de tus labios
El tiempo avanza y se rompe la noche,
se descostura la ilusiòn de sumergirme en tus brazos.
Pero nada importa si no estas.
Reinvindico, que no soy nada sin vos.
Y sin esta forma tan ridícula de amarte.
.K.V.