jueves, 2 de octubre de 2014

Algùn dìa serè feliz


Algùn dìa dirè que fuì feliz

A penas termine de quejarme con el invierno, volverè a nombrarte”
Noè Lima

A: Harold. Aunque ya no estás. 


  Algún dìa te escribire un poema de amor.

Y dirè que tu cuerpo es una milonga que suena triste en el mío.

Que se humedecia mi vagina cada vez que me daba por decir tu nombre desnudo.

te escribire un poema de amor mientras piense en tí como el único hombre que mis manos han deshojado friamente, decir que tus ojos verdes rompen cada particula de mi cuerpo.

Que tus labios diminutos erizan cada latir estupido de mi corazòn envenenado.



Algún dìa dirè que fuì feliz.

Que tuve los mejores orgàsmos

que tuve las mejores caricias, mientras me cogìas ferozmente y me hacias razgar las sàbanas polvosas de los moteles.

Algùn dìa dire sin miedo clitoris, sin sentir otra vez hùmedos mis dedos.



Algùn dìa dire huída y no me importará nada, ni siquiera el silencio rotundo de tus ojos verdes,

ni siquiera los lunares escondidos en tu costado,

ni siquiera el rojo encendido de tus labios

ni siquiera querrè sentir tu respiraciòn hundiéndose en el hueco màs profundo de mi cuerpo.

Dirè que tu nombre no desnuda ya mi nombre,

dire que tu voz cada vez que diga mi nombre se desgajarà en tu boca con todo el dolor posible.

Nada es eterno en este podrido mundo.



  Diré que algùn día fuì feliz en tus brazos

y que tu corazón repitió mis latidos todas las veces que yo quise. Y que tambièn me amaste ferozmente, que rompiste mi piel,

y que mis beso fueron el último pètalo deshojado en tu cuerpo.


Cuerpo desnudo dirè, cuerpo sudado y excitado dirè, pene erecto e introducido en mi vagina dirè; y yo feliz, sin que nada duela, sin que me importe, si afuera existe alguna putisima tarde azul.



Tomado del libro: Ninguna tarde azul

No hay comentarios: