domingo, 3 de agosto de 2014

Mis manos no tienen palabras

Y mientras tanto esto escucho al fondo 

LOUIS AMSTRONG, suena al fondo

 

El cielo está cubierto de palabras
El día está cubierto de palabras
La noche está cubierta de palabras
Dios está cubierto de palabras.

 

Allen Ginsberg

 


El cielo no tiene color.

La tarde no tiene color.

Abro los ojos para asegurarme que no hay oscuridad.

Hay sangre en todos lados.

Pero no veo cuerpos ensangrentados.

Ya es de noche y hace frío.

Mis manos quieren ponerse húmedas

y no están cubiertas de palabras. 

 

Tomado de ninguna tarde azul


No hay comentarios: