lunes, 18 de marzo de 2013

Postal al viento.

Ves. Es cierto. Te he extrañado todo este tiempo. Y nunca he dicho nada.
El silencio, casí siempre es mi aliado.
Pero cuando te pienso, mi mundo se alborota, y creo en todo. Y pasa de todo.
Y  todo lo olvido, o todo lo recuerdo, o simplemente no sé qué decir, o qué pensar.
O qué escribir, o qué gritar.
Caramba. No sabía que esto de extrañarte tanto. Dolería hasta lo más profundo de mis entrañas.