viernes, 27 de julio de 2012

Redobla el grito


 Redobla el grito
por ahí
un grito lejano
Samuel Becket





Redobla el grito,
el murmullo,
el llanto,
los pasos,
esta página furiosa que me observa,
estas manos que tiemblan en el teclado,
este pestañeo;
este abrir y cerrar de ojos,
este apretar de manos,
este costado vacío de mi cuerpo,
esta tristeza que cae como  muro de Berlín,
esta angustia que me humedece toda.

Por ahí andan los gritos
traspasando los pasillos,
los azulejos,
las ventanas,
mi cuerpo;
siempre mi cuerpo,
tan erguido,
tan curvado;
tan sumiso,
tan silencioso,
que redobla igual su grito.


 ©Karen Valladares






 Imagen: Bruno Ferreira