miércoles, 25 de enero de 2012

XI

Escucho dentro de mí, Pero muy adentro



 XI

No hay nada que hacer.
La rutina esta por volverme loca.
Alexandré juega
duerme, se despierta, come y vuelve a jugar.
La tarde muere
y cae lento como un pájaro sin alas.
todo cae entonces, caigo yo
y el polvo en mi ropa es lo de menos
el sucio en mi cuerpo es lo de menos
la cara  y el cuerpo en el polvo es lo de menos
mis huellas en el polvo es lo de menos
que yo caiga, entonces, es lo de menos.










Tomado del libro: Ninguna tarde azul