miércoles, 4 de agosto de 2010

Hugo mujica




DESNUDEZ


Ni la ruina de un muro
sobre el que apoyar las palmas,
sobre elque descansar la gentenada,
salvo polvo que el viento alza,
vientoborrando ruinasuna sábana blanca
ondea en el vientoceremonia de nada,gesto de nadie,
nadie,
nada o las huellas más tenues
o tal vez un llamado
el viento la desnudez en la que viene y huye:
la huella, que borrando traza.









En plena noche
También en plena noche la nieve se derrite blanca
y la lluvia caesin perder su transparencia.
Es ella, la noche, la que nos libra de los reflejos,
la que nos expande las pupilas.Lo que busca con su bastón
el ciego es la luz, no el camino.

No hay comentarios: