sábado, 13 de febrero de 2010

Violencia y mujer en 2666 de Roberto Bolaño






La violencia que sufrimos las mujeres en el continente americano, la más atroz y sistemática brutalidad que lleva al genocidio femicida, va más allá de la continua precariedad laboral, la esclavitud de la "servidumbre contemporánea", el encierro, la cruda disciplina laboral de la maquila, la humillación, la insaciable usura de la mujer.

En la literatura no es poca la evidencia sobre el tema, pero lo más elaborado y directamente conectado con nuestro problema es el texto 2666 de Roberto Bolaño (1953-2003), su novela póstuma. Consta de cinco partes que el autor, por razones económicas, planeó publicar como cinco libros independientes para asegurar así, en caso de fallecimiento, el futuro de sus hijos. No obstante, tras su muerte, los herederos ponderaron el valor literario y decidieron editarla como una única novela. El tema que cruza la novela son los crímenes horrendos que suceden en la ciudad de Santa Teresa, en el estado de Sonora, horribles imágenes que nunca cesan y que quizás son los que dan el título a la obra: 2666 asesinatos de mujeres que permanecen impunes y constuyen una permanente denuncisa de Roberto Bolaño y de la intelectualidad hispanoamericana. La horripilante realidad de la mujer contada de la manera más cruda y genial. Aunque este no es el único tema tratado por Bolaño en la novela, es una puesta en escena que no deberíamos dejar de atender las mujeres hondureñas, por lo que animo a las lectoras y lectores del blog para que lo adquieran y disfruten un extraordinario banquete literario.

No hay comentarios: