lunes, 21 de diciembre de 2009

Karen Valladares: Ninguna tarde azul


Imagen de Juha Helminen




A manera de introducción de mi último trabajo literario






En mi boca no hay palabras que decir, hay gusanos, bombillos que alumbran la ciudad entera,
el cuarto en que me encuentro. Una hoja de papel no es suficiente para lo que no sé. Mientras llueve en la ciudad, los enamorados salen con su cursilería, a dedicarse poemitas de amor (pésimos poemas). Sólo un color tiene la noche mientras nos volvemos hijos de una sola sustancia, y no de la soledad, o de la terrible compañía de lo horrendo. ¿A quién le gusta sentir el sol rodar en las pupilas?
En mi boca no hay palabras, sólo idioteces que pienso decir en cualquier momento.
Declaro que no creo en la belleza, en lo sublime, en lo eterno. Espero que la muerte me salpique en cualquier momento.









Ninguna tarde azul




No existe ninguna tarde azul de verano. Aquí todo es opaco, o hay mucho sol, en todo caso nuestras tardes son amarillentas. Hoy en la madrugada a las 2 con 30 para ser exacta, frente a la casa se escucharon 8 balazos. Jorge dice que fue de una 38, quizá en la entrada del bloque, pero yo los escuché más cerca, casi en mis oídos. Estaba adormitada, tuve que despertarme a ver qué sucedía, me asomé a la ventana, pero el callejón estaba completamente vacío y sin ruido; excepto por el eco de las balas reventándose a mitad de la madrugada. Después no pude dormir. Lyure se levantó llorando, asustada, alzando los brazos, como pidiendo que la cargara. Toda la noche había sido rara, sin más movimiento que el de nosotros mismos. Parecía lúgubre, como si la noche toda quisiera desaparecer por completo. O volverse una estrella distante para todos.







También la noche desnuda





Me desnudo otra vez mientras vos abrís los ojos. Yo con los senos al aire, vos con la verga entre mis manos y con una expresión de felicidad eterna. Sólo la luz del televisor nos acompaña y una película de terror de Tarantino. Ninguna botella de alcohol sobre la mesa, el cuarto vacío, y el mueble en la sala cargando con nuestros cuerpos cogidos, amontonados.








...................................................................................................................................................................

1 comentario:

daufen bach. dijo...

OLá,
depois de algum tempo afastado, passando para te visitar, te ler e desejar um final de ano repleto de paz e alegria!

Que 2010 seja um ano primoroso e cheio de venturas... que possam se tornar possíveis todas as tuas aspirações.

GRANDE E FORTE ABRAÇO! LINDAS FESTAS!


daufen bach.