domingo, 19 de julio de 2009

La delegación del presidente impuesto Micheletti acepta regreso de Manuel Zelaya pero sólo para los tribunales




SAN JOSÉ, Costa Rica, jul. 19, 2009.- La delegación del presidente en ejercicio de Honduras, Roberto Micheletti, que participa en el diálogo de mediación en Costa Rica, anunció este domingo que está de acuerdo con el regreso al país del depuesto mandatario, Manuel Zelaya, pero para acudir a los tribunales de justicia.

En un documento dado a la prensa, los representantes de Micheletti dicen estar de acuerdo con el regreso de Zelaya "con las garantías necesarias para que pueda ejercer su derecho al debido proceso ante los órganos jurisdiccionales (...) del Poder Judicial", que lo investiga por delitos como traición a la patria.

En ningún momento el texto, firmado por el actual canciller hondureño, Carlos López, y que constituye la contrapropuesta oficial de la comisión de Micheletti al plan presentado ayer por el presidente costarricense, Óscar Arias, menciona el regreso de Zelaya al poder, que constituye el eje de la propuesta del mediador.

Aristides Mejía, uno de los integrantes de la delegación de Zelaya, aseguró a periodistas que sobre el destituido mandatario no pesaba ningún cargo antes del pasado 28 de junio, día en que fue derrocado en un golpe de Estado, y por ello calificó de "fabricados" los cargos que ahora pesan sobre él.

El texto del grupo de Micheletti es la respuesta al planteamiento de siete puntos presentado el sábado por Arias, en el cual propuso además amnistías para delitos políticos y la conformación de un gobierno de unidad nacional integrado por distintos partidos políticos.

El tema de la amnistía no es mencionado en el texto de los representantes de Micheletti, pero sí abogan por el establecimiento de una "comisión de la verdad" para "identificar todos los actos, hechos evidentes y notorios que condujeron a la actual situación".

El 28 de junio pasado, el Ejército capturó y expulsó del país a Zelaya, horas antes de que comenzara una consulta popular que había sido declarada ilegal por diferentes instituciones del Estado y que finalmente no tuvo lugar.

Posteriormente, el Congreso lo destituyó de la presidencia y nombró en su lugar a Micheletti, hasta entonces jefe del Legislativo y cuyo Gobierno no ha sido reconocido por la comunidad internacional.

Arias también propuso la creación de una comisión integrada por notables hondureños y organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) que dé seguimiento a los acuerdos que se alcancen si la mediación resulta exitosa.

Los representantes de Micheletti, en su escrito, afirman que están de acuerdo en ese punto, pero no mencionan la participación de la OEA.

La segunda jornada de diálogo con la mediación de Arias inició el sábado y continúa hoy, entre fuertes declaraciones públicas de las partes y polémica por la presentación de esta contrapropuesta.

Mejía, ex ministro de Defensa, afirmó que la delegación de Zelaya solo aceptará discutir "el plan Arias" y que se limitará a escuchar los planteamientos de la agrupación de Micheletti.


No hay comentarios: