domingo, 17 de mayo de 2009

Un hasta pronto a Henry Galo

Este es el retrato que me hiciera mi amigo Henry Galo en 2005


Por Karen Valladares

Henry Galo murió hace poco tiempo de manera imprevista. Era increible, tan joven y entusiasta artista hondureño que retrató a cientos de escritores que se daban cita en la Librería Café Paradiso de Tegucigalpa.

Hace 4 años, nos encontramos en la avenida la Plazuela y el siempre preguntaba el por qué de mi tristeza, yo jamás contesté a sus preguntas, porque no sabía que decirle. En otra ocasíon en la Libreria Café Paradizo se acercó a mí, y me preguntó si podia sentarse y conversar conmigo, lo primero que volvió a preguntarme era acerca de mi tristeza, yo insití en la misma respuesta de siempre: No ando triste, no tengo motivo. Me dijo entonces Las expresiones de tu rostro huelen a tristeza, por favor déjame pintarte, no quiero perder ese detalle tuyo. Claro le dije no hay problema. Nos fuimos al patio trasero del café y el empezó a dibujar ese retrato que he colgado arriba. No sé si bien o mal, pero lo hizo. Platicamos de muchas cosas. Casí no nos veíamos, pero cuando lo miraba en cualquier lugar, siempre dibujaba. La última vez que lo vi, en Valle de Ángeles, dibujaba a una señora de unos 40 años de edad, aproximadamente. Henry tenía ese algo que le ponía a los retratos, nos devolvía la vida, nos hacía más jóvenes o más alegres, con más chispa, a los gordos más delgados y a los flacos más nutridos, como dijo Anarela.

Hace un par de días me cayó de golpe la noticia de su muerte, no podía creerlo. El suicidio,
las ganas de no vivir, de salir de este mundo, como dijo Fabricio Estrada. De no tener de donde sujetarse, o por quién vivir. Henry quiza guardaba su silencio muy dentro, muy dentro de sus cuadros y retratos, jamás lo ví triste, o angustiado, siempre te saludaba o te hablaba de una manera distinta.

El viernes 15 de mayo, lo recordamos con algunos amigos poetas, brindamos en su nombre y platicamos sobre cómo era Henry, vimos algunos de sus dibujos, y se puede decir que era un retratista idealista, dibujar era su pasión aunque suene cursi o estúpido, pero los que lo conocimos tenemos ese recuerdo y como dijo el poeta Leonardo Montes de Oca, henry se nos fue temprano.


Foto del pintor hondureño Henry Galo, en vida, con su rostro temprano

No hay comentarios: