sábado, 11 de abril de 2009

Tres poetas locos, un Loco Divino y Juana la loca



Ilustracion: Vincent van Gogh



Leopoldo Maria Panero


Hay restos de mi figura y ladra un perro...

Hay restos de mi figura y ladra un perro.
Me estremece el espejo: la persona, la máscara
es ya máscara de nada.
Como un yelmo en la noche antigua
una armadura sin nadie
así es mi yo un andrajo al que viste un nombre.

Dime ahora, payo al que llaman España
si ha valido la pena destruirme
bañando con tu inmundo esperma mi figura.
Tus ángeles orinan sobre mí.

San Pedro y San Rafael
en una esquina comentan
mientras avanzo borracho
sobre esa piedra, payo,
que llaman España.

De Piedra negra o del temblor



Holderlin

EL CONSENSO PÚBLICO

¿No es más bella la vida de mi corazón
desde que amo? ¿Por qué me distinguíais más
cuando yo era más arrogante y arisco,
más locuaz y más vacío?

¡Ah! La muchedumbre prefiere lo que se cotiza,
las almas serviles sólo respetan lo violento.
Únicamente creen en lo divino
aquellos que también lo son.

Versión de Federico Gorbea


EZRA POUND


N.Y.

¡Ciudad mía, mi amor, blanca mía! ¡ah, esbelta,
óyeme! Oyeme y un alma te infundirá mi soplo.
Suavemente en el caramillo, ¡escúchame!

Ciudad mía, mi amada,
eras una doncella todavía sin pechos,
esbelta como un caramillo de plata.
¡Ahora óyeme, escúchame¡
y un alma con mi soplo te daré.

Versión de Javier Calvo



ALEXIS RAMIRES (EL LOCO DIVINO)


Oda a una calle

Se me estrujulan sílabas
de anhelo en el recuerdo del mañana
porque aún es tiempo
de saber que faltan
muchos siglos
para que pueda la osamenta mía
ver crecer las raíces desde abajo.

Bajas
por la Leona
hacia El Chile
y llegas a la piedra
“más bella del universo”
nuestra piedra, amorcito extrañecido.

¿Cómo? ¿Cómo no amarte
si la luna, a 384,403 kilómetros de tu ser,
refleja la luz de tu mirada?


Juana Pavón (Juana la loca)

DESEOS IRREVERENTES

Cómo me hubiera gustado estar en la cama con Walt Whitman,
beber en las cantinas de Malcom Lowry o “Bajo el Volcán”.
Procesar a mi manera a Franz Kafka.
Observar sigilosa y detenidamente a Francis Bacon.
Estar con Salvador Dalí en una tarde de toros y tocarle el trasero
mientras pensara en Gala o en Federico García Lorca.
Cantarle a Pablo Neruda mis poemas de amor y otras canciones desesperadas,
repetirle “De Profundis” con todos mis secretos sexuales a Oscar Wilde
y a su amante maldito.
Cómo quisiera estarme riendo junto a Baudelaire
con mis quince años en su cama.
Tal vez me hubiera gustado cogerme a Hitler,
a Calígula a Napoleón, a vos y a otros hijos de la gran puta.
Filmar con Pier Paolo Passolini un Decamerón diferente.
Estar acariciando y besando a Rabindranah Tagore.
Hablar de amor con Juan Ramón Molina.
Condenar sin clemencia a los Jesuitas Pederastas.
Echarle en cara a Marlon Brando, el no haberme conocido.
Perseguir a Felipe Buchard, a Ezequiel Padilla y a Simón,
de cantina en cantina de barrio en barrio de santuario en santuario.
Conspirar con la sangre latina de Gabriel García Márquez.
Desamar a un mílite como Fernando.
Respetar a las mujeres de 1+1 mas no a todas
- como dice María Ester con la venia de Leslie –
Enojarme con Ramón Matta por no haberme invitado nunca a un pase.
Quisiera mentarle la madre a tu padre,
a Nietzsche, a Gorky, y a Simone de Beauvoir.
Respetar aún a Marx, a Lenin, a la lucha de clases.
Y reírme de los comunistas criollos pese a la Perestroika.
No comprender nunca las debilidades de Woody Allen
Cortarle un huevo a Van Gogh y no la otra oreja.
Romper a llorar, escribir mierdas bailar mambo,
salsa y más salsa y jugar con muñecas aún siendo abuela.
Pedirle perdón a mi mejor amiga, a Monseñor Santos y a otros Rodríguez,
volver a ser buena, cursi y pendeja. Seguir soñando,
amando y fornicando y contar chistes hasta llegar a la hilaridad.
Volar y volar muy lejos hasta encontrar a ese todopoderoso
que me hizo a su imagen y a su todo.
Amén.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que buen poema el de Juana Pavon! Como dicen en Barcelona: descojonante!