sábado, 25 de abril de 2009

Caballo blanco en el sepelio



Caballo blanco en el sepelio

En la ciénaga, mi caballo vigila la canción del agua.

Jorge Martínez Mejía

El caballo blanco trota suave y silencioso en el sepelio,

Nadie lo ve más que mi espíritu angustiado.

Nadie siente el frío rozar de su caminata y el meneo tembloroso de su cola.

Sufre el caballo la pérdida del que lo vio nacer,

Y observa como se hunde el cuerpo en la tierra,

Y como es sepultado y olvidado.

El caballo blanco trota suave y silencioso en el sepelio,

Se aleja, con los ojos vidriosos por el llanto

Desaparece corriendo y relinchando, entonando alto el canto de su despedida.



inedito

© Karen Valladares

2 comentarios:

mabel casas dijo...

karen

fuerte texto que delata una dulce ternura de camposanto,una aparición pura que despide y acepta

saludos de argentina

karen valladares dijo...

Gracias Mabel por tus palabras.

saludos también.